Cómo hicimos los corazones (Tutorial DIY)

Como os comenté en este post hice este arco iris y estos corazones para trabajar los colores con los Mellis y tener alguna herramienta o actividad tranquila que nos pudiéramos llevar a cualquier parte.

¿Qué necesitas?

Retales de telas de distintos colores

Un trozo largo de fieltro

Un trocito de cartón (para el patrón)

Tijeras

Aguja

Hilos de colores (yo prefiero el hilo de bordar)

Fibra o algodón para rellenar

Lo primero que hice fue recortar cuadrados iguales y los uní entre sí con los hilos combinados. Para coserlos usé el punto de festón, me encanta porque es muy decorativo y además “cunde mucho”.

Tenéis un tutorial estupendo aquí (Punto de Festón).

Una vez tuve unidos todos los cuadraditos en una especie de alfombrita, lo fijé a un trozo alargado de fieltro usando el mismo punto.

El arco iris de retales
El arco iris de retales

Quedó así.

Una vez terminado el arco iris, tocaba ponerse con los corazones.

Para eso hice un patrón con el cartón:

IMG_4496

Y recorté dos corazones de cada color… luego cosí ambas partes con el mismo punto, dejando una pequeña zona sin cerrar para poder rellenarlo.

IMG_4503

Lo rellené y a por el siguiente…

Un truquito estupendo para esconder el hilo en figuras rellenas es sacarlo por el centro tras rematarlo y cortarlo.

IMG_4504

 

Para aquéllos a los que os encanta poner excusas, os cuento que se tarda unos 6 minutos en hacer cada corazón… por lo que no es demasiado tiempo teniendo en cuenta el provecho que se le puede sacar a esta herramienta.

Los corazones terminados:

El arco iris y los corazones
El arco iris y los corazones

Una casita voladora y un tipi

Hace unas semanas desapareció misteriosamente nuestra casita de IKEA. Nos encantaba esa casita, pero una día no la localizamos en el jardín y mi cuñada me comentó que unas noches atrás hubo vendaval… Así que la conclusión lógica era que había salido volando hasta la tierra de Oz.

Nuestra casita de IKEA
Nuestra casita de IKEA

Pero los peques echaban de menos tener un sitio para cobijarse en el jardín, así que nos dirigimos a un almacén de bricolaje para hacerles un tipi.

¿Qué necesitas?

5 Varillas de acero o madera. Nosotros optamos por las de acero para clavarlas bien en el césped.

1 trozo de alambre o cuerda

1 sábana vieja

 

Montar el tipi fue súper fácil, clavamos las varillas formando una especie de pentágono pero un poco alargado, lo fijamos con un poco de alambre y rompimos la tela un poquito, centrado en el borde y lo atamos al nudito formado por el alambre…

 

¡Montando el tipi con los mejores ayudantes del mundo!
¡Montando el tipi con los mejores ayudantes del mundo!

 

image (9)

Al ser de metal pudimos dejarlo ahí, tan solo quitando la tela, y no afecta al riego ni nada.

¡Los niños se lo pasaron increíblemente bien jugando dentro de su tipi!

IMG_4224

¿Y a vosotros? ¿Os apetece hacer el indio?

 

Actualización: La casita apareció después de escribir el borrador de este post, dos semanas después de la ventolera, en una casa ¡a más de 50 metros de distancia! ¡Jajajaja!

 

Aquapaint

Aunque ya empieza a hacer algo de fresquito por las mañanas y por las noches…. por las tardes tenemos algo de calor y ¡estamos apurando al máximo las horas de calorcito para jugar fuera!

Pintando_1

Una cosa que les encanta a estos peques y es perfecta para esos días en los que no se pueden manchar la ropa es pintar con agua en el suelo de la terraza. Parece una tontería, pero ¡les encanta ver cómo desaparecen sus dibujos!

Pintando_4 Pintando_2

¿Qué necesitas?

Un vaso de plástico

Agua

Brochas limpias

Lo mejor de esta actividad es que no manchas nada, por lo que podéis pintar en las zonas comunes de una comunidad, en la calle o en una terraza pequeña.

¡¡A PINTAR SE HA DICHO!!

 

Ligero como una pluma

Intento darle a los Mellis muchas oportunidades de probar distintas texturas y sensaciones. Para ello, usamos unos bidones sensoriales… que básicamente son una caja grande o una palangana con ingredientes o materiales para que puedan experimentar con ellos.

Hoy, hemos jugado con plumas.

¿Qué necesitas?

Unas plumas (las nuestras son de una tienda de manualidades local)

Una caja o palangana

Pinzas (opcionales)

plumas_3jpg

Les ha encantado ver cómo flotaban cuando las lanzaban al aire, sentir las plumas entre los deditos y disfrutar de los colores.

plumas_2

Luego intentamos usar las pinzas, pero estaban muy duras para que ellos las manejasen fácilmente, así que he tenido que comprar otras más apropiadas para sus manitas.

plumas_1

¿Habéis experimentado alguna vez con texturas?

Jugando con el arco iris

Hoy os quiero presentar uno de los juguetes que he hecho para los Mellis. Cosí este arco iris para distraer a los peques durante el bautizo de mi sobrinito y ¡fue un éxito total!

La idea la copié de mi amiga Summer, que ahora lo tiene disponible en su tienda Etsy (The Knothole Tree) por si queréis comprarlo. Si queréis, podéis hacerlo, es muy fácil.

El arco iris de retales
El arco iris de retales

La idea detrás del arco iris es que pasen tiempo tranquilitos intentando emparejar los corazones y los cuadraditos por colores. A los niños de esta edad les encanta clasificar las cosas, y este juguete les da una oportunidad estupenda para hacerlo!

El arco iris y los corazones
El arco iris y los corazones

¡Simplemente déjalo a su alcance para que lo investigue y se invente cómo quiere jugar con ello!

Clasificando corazoncitos
Clasificando corazoncitos

Mis niños se pueden pasar mucho tiempo con esto y lo reservo para esos momentos en los que el silencio es obligatorio.

¡Vaya corte!

Muchos papis estamos preocupados por el desarrollo de la psicomotricidad fina de nuestros peques… al fin y al cabo, son muchas las habilidades que tienen que dominar para ser autosuficientes y siempre queremos que vaya más rápido.

Decidida a buscar cosas que les ayuden a desarrollar la psicomotricidad fina les compré unas frutas de madera con sus cuchillos.

¿Qué necesitas?

Un pack de frutas de madera con cuchillo (el de Imaginarium está genial, pero hay uno de Melissa y Doug que me ha gustado aún más por el tamaño de las piezas y por el nivel de detalle de las frutas)

Fruta cortada
Fruta cortada

Al principio les costaba mucho acertar con el cuchillito de madera… pero según fueron jugando se les iba dando mejor y mejor.

Cortando 10 Cortando 9

¡Les gusta tanto este juguete que siempre me lo piden! Se pueden pasar un buen rato entretenidos y concentrados.

Como vi que se les daba tan bien, nos pasamos al siguiente nivel: ¡Cortar fruta fresca!

¿Qué necesitas?

Fruta blandita (nosotros usamos arándanos porque les encantan)

Cuchillos de plástico que no corten la piel (los nuestros son de IKEA)

Baberos de cuerpo entero

Cortando 5

Antes de darle esto a los niños comprobé que no me cortasen ni arañasen la piel.

Aprendiendo a cortar
Aprendiendo a cortar
¡Ya está!
¡Ya está!

Fue genial ver sus caras de orgullo al ver que habían cortado ellos solitos su merienda. ¡Súper recomendable!

 

 

Pintura de dedos…. casera

Bueno, la actividad que hemos hecho ha sido divertidísima para ellos y súper fácil para mí.

¿Qué necesitas?

Pintura de dedos casera… y comestible (Pincha aquí para la receta)

Rodillos de distintas formas (en papelerías y jugueterías, approx. 2€ un paquete de 3 ó4)

Papel continuo (este es de IKEA)

Blisters de verduras sin agujeritos (para usar como paleta)

Pintura comestible lista para usar

Pintura comestible lista para usar

Pues la mecánica es bien fácil, mojar los rodillos con formas en la pintura y descubrir las formas que hacen sobre el papel.

 

Rodillos
Rodillos

Se lo han pasado en grande haciendo esto, la próxima vez además probaremos a jugar con esponjas, igual las corto en formitas para usarlas como sellos… ¡Seguiremos informando!

pintando2
Pintando con rodillos
pintando4
¡Mamá, cómo molan los rodillos!
pintando1
Uno trabajando y otra mirando… ¡Típico!
pintando5
¡Súper concentrada!

Por cierto, la pintura se quitó perfectamente de la ropa, pero la próxima vez seré más prudente y les pondré ropa vieja por si acaso no se quitara de otros tejidos.

Receta: Pintura de dedos (comestible)

Es una receta sencilla sencilla.

¿Qué necesitas?

2 cucharadas de azúcar

1/3 de taza de harina

1 cucharadita de sal

2 tazas de agua

Colorante alimentario – a vuestro gusto

1 cazo

1 varillas

 

Preparando pinturita
Preparando pinturita

¿Cómo se prepara?

Poner el azúcar, la sal, la harina y el agua en el cazo. Mezclar con las varillas hasta conseguir una mezcla homogénea. Calentar la mezcla a fuego medio, sobre el 8 (de 12, en mi cocina) y seguir mezclando con las varillas hasta que espese.

Una vez que tenga la consistencia adecuada, a mí me gustaba bastante pastosa, dividir en varios bols de cristal y echar el colorante alimentario a vuestro gusto.

Dejar enfriar COMPLETAMENTE antes de dejar a los niños jugar con la pintura.

Pintura comestible lista para usar
Pintura comestible lista para usar

IMPORTANTE: Ten en cuenta que se solidificará un poco al enfriarse…

Nota: Esta receta es una adaptación de una que encontré aquí después de algunas pruebas y errores.

¡¡¡Hurra!!! Usando pompones

¿Qué necesitas?
1 molde para magdalenas – este es de Primark, 4€

1 paquete de pompones (también los puedes hacer tú) – en cualquier tienda de manualidades

1 cuchara de plástico

Compré estos pompones para un cuadrito que hice para decorar el cuarto de los niños cuando aún estaba embarazada. Como venían tantos en el paquete los guardé por si se me ocurría algo que hacer con ellos.

Hace unos días estaba muerta de cansancio y necesitaba un ratito de tranquilidad… Y con dos pitufines eso es… misión: imposible.

Así que me acordé de mis pompones y de los moldes de magdalenas que había comprado para las actividades de agua y les puse a pasar los pompones de uno a otro.

pompones pompones3

Como quiero estimularles a usar cucharas, por eso de la psicomotricidad fina, pues hicimos la actividad con cucharas. Es genial para días de lluvia o esos momentos en los que quieres un poco de silencio.

pompones5
No es una actividad para estar horas y horas pero un rato sí que aguantan!

Nota: Para niños más mayores (24 meses o más) podéis complicar las tareas y que dividan los pompones por colores o bien pintar un número en el fondo para contar.

¡Todo un clásico!

Hay pocas cosas más clásicas que jugar con los bloques de madera… a los pequeños les encanta amontonarlos, hacer torres o incluso “corrales” para sus animalitos.

¡Jugando con los bloques!
¡Jugando con los bloques!

¿Qué necesitas?

Bloques de madera

¡Puedes hacerlos tú mismo! Mi madre nos hizo estos, compró un listón en un almacén de ferretería y, con la ayuda de un amigo, cortó el listón y lijó cada uno de estos bloques a mano.

Si no dispones de tiempo, o ganas, hay unos bloques de madera monísmos en Imaginarium. Pero a nosotros nos chiflan estos por el cariño que mi mami ha puesto en hacerlos… además, ¡nos encantan las cosas hechas a mano!

¡Cómo se lo pasa!
¡Cómo se lo pasa!

Y después de jugar… ¡a guardar!

¡A guardar!
¡A guardar!

Blocks7

Lo mejor de jugar con bloques es que puedes hacerlo tanto fuera como dentro de casa, es un juguete muy versátil.