¡Espejito, espejito mágico!

A los niños les encantan los espejos y nos ofrecen muchísimas actividades dependiendo de la edad de los pequeños…

Para bebés:

Puedes poner un espejo irrompible (tienes en IKEA) a la altura del suelo, pegadito a la pared y con una mantita en el suelo para que el bebé pueda pasar tiempo sobre su tripita. Le ayudará a desarrollar su propiaspección y podrá empezar a observar gestos y movimientos. Todo ello le da una oportunidad muy buena para aprender acerca de su propio cuerpo a través de la observación, le ayuda a controlar la cabeza y tendrá una visión distinta de la habitación. Y… ¡reconozcámoslo! Hay pocas cosas más adorables que ver a un bebé riéndose al verse en un espejo.

Para Toddlers:

Los niños de 1-3 años sí que le sacan partido a un espejo.

– Puedes ponerlo a su altura con una barra para que puedan ponerse de pie delante de él y observar sus movimientos ahí. ¿Por qué no te sientas detrás del niño y le enseñas muecas y gestos que pueda imitar ante el espejo? ¿Y si os disfrazáis? ¿Por qué no os ponéis sobreros o gafas de sol?

– Puedes presentarle el espejo a tu peque con juguetes para que tenga una nueva perspectiva

photo 3 (4) photo 5

Les encanta ver las cosas desde otro punto de vista…

¿Por qué no combinar algunas actividades? ¿Y si les das unas construcciones?

photo 2 (6)

Cambia radicalmente la perspectiva al construir sobre un espejo… ¿a que mola? También hemos cortado las frutas de madera o hemos jugado con arcilla sobre el espejo… ¿Y vosotros, os animáis a ver la vida desde otra perspectiva?

Anuncios

Blandiblu casero (y sin tóxicos)

Llámalo blandiblú, moco de elefante, slime, guarrería… Esa masa viscosa y pegajosa con la que torturábamos a nuestras madres y con la que jugábamos sin parar. Al final acababa la pobre llena de arena, pelusa y chinitas porque pasábamos el blandiblú por todas partes. Pero molaba. Molaba mucho.

¿Quieres hacer la tú? Es súper fácil, solo necesitarás dos ingredientes:

– Semillas de Plantago Psyllium (preferiblemente sin colorante)

– Agua

¡Blandiblú casero!
¡Blandiblú casero!

¿Dónde puedes encontrar las semillas esas? Fácil, en Internet. Yo usé Metamucil (pero tiene color y sabor naranja) y he visto este sin colorante aquí.

Lo bueno de comprarlo sin colorante es que podrás teñirla del color que elijas usando colorantes alimentarios.

¿Cómo se hace?

Paso 1:

Echa 1 cucharada de polvito de physillium por 1 taza de agua en una olla pequeña, si quieres más cantidad, multiplica manteniendo esta proporción.

Paso 2:

Bate con unas varillas y llévalo a ebullición y deja que hierva un poco (subirá mucho mucho mucho).

¡Mira cómo sube! Aquí solo hay 2 cdas y 2 tazas de agua.
¡Mira cómo sube! Aquí solo hay 2 cdas y 2 tazas de agua.

Paso 3:

Aparta la olla del fuego y deja enfriar un poquito.

Paso 4:

Vuelve a poner la olla en el fuego, ahora unos 4-5 minutos.

Paso 5:

Extiende sobre una placa de horno para que se enfríe.

Se me quemó una chispa por tener el fuego demasiado alto demasiado tiempo
Se me quemó una chispa por tener el fuego demasiado alto demasiado tiempo

Paso 6:

¡¡¡¡JUGAR!!!!

¡Qué recuerdos!
¡Qué recuerdos!

photo 3 (1)

Nota: También se puede hacer en el microondas según cuentan aquí, pero yo preferí usar la vitro. Para el microondas tienes que poner la mezcla en un bol apto para microondas muy muy grande (recuerda que crece mucho al hervir) y dejarlo durante unos 3 minutos. Os recomiendo que vayáis mirando la mezcla en intervalos de 30-45 segundos, porque cada microondas es distinto.

Nota II: Me dicen que se puede hacer también con Plantaben, que funciona aunque no sea la misma fibra!

¿Te animas a hacerlo? ¡Es una actividad sensorial divertidísima para tardes lluviosas!

Pasta de sal DIY (Receta)

La masa de sal es todo un clásico, se prepara en un periquete y garantiza horas de diversión además se guarda muy bien en un recipiente hermético durante un par de meses.

¿Qué necesitas?

1 parte de agua templada

1 de sal fina

3 partes de harina

Colorantes alimentarios o témperas y pinceles

Moldes

¿Cómo se prepara?

Calienta el agua en el micro, échale la sal para que se disuelva, así no te saldrán grumitos y mézclalo con la harina… añade harina o agua según veas la consistencia de la mezcla (hasta que no se pegue al bol donde la estás preparando). Ahora solo te queda separar la masa en varias partes para teñirla si vais a jugar con ella como plastilina. Si vais a usarla para hacer figuras, os recomiendo usar la masa blanca, es decir, sin teñir y luego pintarla con las témperas.

Masa de sal_3

Y… ¡a jugar!

Masa de sal_5 Masa de sal_4

A los niños les encanta jugar con esta masa, es un pelín más firme que la plastilina. Moldear con pastas y plastlinas les ayuda a desarrollar la motricidad fina, además de estimular la creatividad! Además es ideal para días de lluvia en los que no puedes salir a la calle o al parque.

¡Lo mejor de esta masa es que la puedes hornear y hacer adornos con ella!

Masa de sal_2

¿Tus peques son más mayores? ¿Por qué no usáis esta masa para hacer los adornos del arbolito de Navidad? Seguro que le encanta ver cómo sus creaciones adornan el árbol familiar.

Para ello, tendrás que ponerle una horquilla ancha o un clip (para tener a qué atar un lacito para colgarlo del árbol) y hornear la masa durante 2 horas a unos 120ºC, pintar a vuestro gusto y barnizar (eso último mejor lo hacemos los papis).

Nota: Si tenéis niños de varias edades y algunos todavía se meten todo en la boca os recomiendo usar un barniz apto para juguetes, los encontraréis en grandes almacenes de bricolaje o en tiendas de manualidades.

¿Te animas a hacerla?

Nota 2: Una amiga me ha comentado que ella ha cocinado esta masa en el microondas!!! Dice que le lleva solo 3 minutos pero que tendréis que probar de 30 en 30 segundos porque cada micro es diferente. No lo he probado porque me lo ha comentado al ver este post. ¡Ya os contaré cuando lo pruebe!

Pintando la mantelería

Llevo semanas queriendo enseñaros este mantel que hicimos los Mellis y yo para su trona de IKEA. Está cortada a medida para ella…

photo 2 (2)

Manteles
Manteles

¿Qué necesitas?

El Mantel

Unas tijeras de papel

Colores, pegatinas, y de todo

Plastificadora (o irte a una papelería)
Para empezar imprime el mantel individual, corta por las líneas de rayitas y dáselo a tu peque con toda clase de colores, pinturas, pegatinas… Pegamento y purpurina?? Deja volar la imaginación y que lo decore a su estilo.

Pegando pegatinas
Pegando pegatinas
Pintanto los manteles
Pintanto los manteles

Si tienes plastificadora (es un cacharro súper recomendable porque puedes hacer taaaantas cosas) es genial, tengo muchos proyectos con ella. Sino, en cualquier papelería te lo pueden hacer. Ya solo queda recortar el plástico sobrante.

Así quedaron terminados
Así quedaron terminados

A ellos les chifla pintar y les encanta pegar pegatinas…. ¡Mira como quedaron! Lo mejor fue cuando los usamos esa noche, los Mellis colocaron sus cubiertos y sus platos en su sitio… ¡Qué monos!

photo (10)

Sorprendentemente, comieron mejor que nunca. ¡Apenas mancharon fuera de sus platos!

Variación: Si a tus peques les gusta el arte efímero, ¿por qué no plastificas el mantel en blanco y les das unos rotuladores para pizarra blanca? Así, cada en cada comida pueden hacer uno distinto. Luego lo limpias y ¡ya está! ¡Listo para usar de nuevo!

Tutú de niña (casi) sin coser

He puesto el “casi” en el título porque tendrás que coser un botón. Nada más.

Sea porque te ha pillado el toro con los disfraces de Halloween o bien porque estás harto de que todos los disfraces sean de monstruos, o que a tu hija no le guste demasiado disfrazarse y quieras algo que no parezca un disfraz… aquí va un tutorial DIY súper fácil para poder hacerle a tu pequeña un tutú que podrás combinar como tú quieras… porque tú decides en qué color lo vas a hacer.

¿Qué necesitas?

Tul

Cinturilla elástica con ojales

Tijeras

1 botón

Aguja e hilo

IMG_5697

¡Vamos a ello!

Primero, mide el tul. Tendrá que ser el doble del largo que quieras para el tutú porque luego lo doblaremos por la mitad.

Corta la cinturilla un poco más grande que la medida de la cintura de tu peque, lo bueno de usar la cinturilla con ojales es que puedes hacer la falda ajustable… y vas abrochando el botón en un sitio u otro según vaya creciendo tu peque.

Ahora tendrás un trozo enorme de tul (doblado a lo ancho) entre tus manos. Enrolla el tul a lo ancho para obtener un rollito súper largo. Corta el rollito en tiras más o menos iguales de unos 3-4 cm de ancho. ¿Fácil no? Deberías tener un montón de tiritas de tul.

IMG_5699

IMG_5700

Cose el botón al elástico y abotónalo para tener la cinturilla…

IMG_5707

Y…. ¡a anudar! Dobla el trozo de tul por la mitad, haciendo un pequeño círculo, pasa las tiras por dentro del círculo y tira del nudo. Cuántas más tiras pongas y más cerquita estén unas de otras, más tupido será el tutú.

IMG_5702 IMG_5703 IMG_5705

Yo quería que tuviera varios colores, así que combiné tul negro y morado.

IMG_5712

A mi pequeña le ha encantado y ¡se lo ha pasado bomba haciéndome de modelito toda la tarde!

IMG_5716

También, puedes hacerlo con elástico normal y sin el botón, anudando ambos extremos del elástico a la medida que quieras. Pero me gusta más como queda así, queda más profesional.

¿Quieres complicarte un poco más? ¿Por qué no haces una cola de gato con fieltro y le pegas otro botón que podrás colocar o quitar según la ocasión?

Nosotros lo vamos a combinar con una camiseta de esqueleto que hemos encontrado en el H&M por unos 5€. ¡Una monada! Y creo que igual me haré uno para mí… ¡a ver si me da tiempo!

Reflexión entomológica

En estas últimas semanas hemos tenido varias experiencias que me han llevado a hacer una pequeña reflexión…

¿Qué esfuerzos hacemos para no transmitirles nuestros temores a nuestros hijos?

El otro día en Burrolandia, vi a padres dando pequeños gritos y apartándose bruscamente cuando se acercaba un burrito, y en Faunia mi madre les decía a mis hijos que les tuvieran miedo a los cocodrilos…

See you later alligator!
See you later alligator!

Yo no quiero que ellos crezcan con mis miedos. Soy consciente que tendrán miedo muchas veces, pero ¿acaso quiero que tengan miedos heredados? Mi respuesta es no.

Por eso, cada vez que veo un bicho en mi jardín, cojo nuestro bote de entomólogos-exploradores (un bote de cristal con la tapa agujereada) y hago de tripas corazón para cazar al bicho de turno. Tengo un pánico atroz, lindando con la estupidez, a los bichos… Lo confieso. Pero no quiero que ellos se pasen la vida subiéndose a la primera silla que encuentren cada vez que vean algo moverse en el jardín.

image_2
Una mantis… creo.

image_3

See you later alligator!
Una abeja carpintera.
image_1
¡Mirando al bicho muuuuy de cerca!

¿Vosotros qué pensáis? ¿Hay algún miedo / fobia que intentéis superar por vuestros hijos? ¡Comentad más abajo y perdonad el momento filosófico de andar por casa!

Platero y Mellis

Hace poco me hablaron de un refugio en Madrid para burritos que abría sus puertas todos los domingos… Y encima es gratis, bueno, la voluntad.

Burrolandia: www.amiburro.es
Burrolandia: http://www.amiburro.es

Así que ayer metimos a los niños en el coche y nos acercamos a Burrolandia para ver los animalitos. ¡Y fue genial!

Llegar hasta ahí fue bastante fácil porque en la web tienes las coordenadas GPS, y ahí pudimos ver burros, burritos muy pequeños, caballos, ovejas, gallinas… Muchos de los animales estaban completamente sueltos y otros iban y venían a placer, como un pequeño cerdo negro que entraba y salía por la valla de los burros como Pedro por su casa.

image (13) image (9)

Además, la asociación organiza varias actividades como un paseo en carro todos los domingos.

Vamos, que es una excursión súper recomendable si vivís en Madrid y es un domingo agradable! Eso sí, no te olvides de dejar un donativo, a ser posible, de los silenciosos… En papel, ya sabes! Que es por una buena causa!

¡Hola burrito!
¡Hola burrito!
¡Qué grandes son!
¡Qué grandes son!
¡Ay! ¡Qué te come el pelo!
¡Ay! ¡Qué te come el pelo!

Tenéis toda la información de los domingos en Burrolandia y acerca de la asociación y cómo colaborar en: http://www.amiburro.es Como pone en la web, se les puede dar de comer a los burritos, por lo que os recomiendo llevaros una bolsa de zanahorias desde casa, que ¡les encanta!

Si vais o habéis ido, ¿por qué no me lo contáis en los comentarios? 👇👇👇