Las acuarelas y los niños

Creo que lo he mencionado alguna vez, pero allá va… ¡A los niños les encanta pintar! ¡Y más si son acuarelas!

Desde que soy mamá he observado que algunas veces tenemos miedo de dejar que los niños exploren los colores puros. Sin embargo, en la filosofía Waldorf, de la que os he comentado que leo mucho, Steiner argumentaba que los niños no deberían dibujar con pintura sino que más bien deberían pintar con color. Es decir, que deberían jugar con el color, formando formas de color en lugar de ilustrar o colorear dibujos. Así, deberían hacer pinturas puras y abstractas, lo cual resulta complicado para el ojo adulto que a veces busca ver representado en el lienzo cosas del mundo físico reflejadas con precisión. Sin embargo, parece evidente que los niños prefieren expresar su creatividad superponiendo colores (usando la técnica de mojado sobre mojado), pitando sobre pintura y disfrutan de desarrollar esta expresión artística sin los límites impuestos por las líneas de un dibujo… porque, seamos sinceros, ¿Cuántos niños realmente colorean dentro de las líneas? ¿No es acaso una conducta aprendida y muchas veces obligada por sus mayores?

Así que hoy os dejo estas fotos, y una reflexión. ¿Dejamos que nuestros niños exploren el arte y los colores o les confinamos a una duras líneas sobre un papel representando a Bob Esponja o a Mickey Mouse?

Pintando con acuarelas
Pintando con acuarelas
El mismo papel un rato más tarde... ¡siguió evolucionando su pintura hasta esto!
El mismo papel un rato más tarde… ¡siguió evolucionando su pintura hasta esto!
¡Colaborando para hacer un cuadro súper chulo para una amiga!
¡Colaborando para hacer un cuadro súper chulo para una amiga!

Por cierto, si queréis una recomendación de acuarelas, os comento que como las Stockmar pocas. Son mis prefes, no gano nada con hablaros de una marca sobre otra, pero son muy opacas, duran una eternidad y no contienen tóxicos por lo que son muy seguras para los pequeños, no son baratas pero creo que merecen la pena.

Anuncios

Atrapasoles – Suncatchers

Hace unos meses una amiga mía que es guía Montessori me envió una foto de una actividad que hicieron en su clase… ¡Y yo me he copiado vilmente! Lo admito.

La manualidad en sí no lleva mucho tiempo, por lo que la combinamos con un paseo por el parque y luego por nuestro jardín. 
¿Qué necesitas?

2 platos de cartón 

Forro de libros

Tijeras (que corten bien)

Un lápiz 

Flores y hojas 
Pues la actividad es bien sencilla, después de recolectar flores y hojitas por el campo queda el trabajo de “backoffice”.
Paso 1: cortar el centro de uno de los platos de cartón para poder usar como plantilla y cortar 2 círculos de forro para libros.

  
Paso 2: cortar el segundo plato con un diámetro menor.

Paso 3: poner uno de los círculos en la base del plato (pegar en la parte trasera)

Paso 4: ahora toca lo divertido…. ¡A poner las florecillas que hemos recolectado!

   
 
Paso 5: pegar el otro círculo hecho con forro de libros encima para que las flores queden atrapadas entre las dos láminas. (Si tus peques son chiquitos, es mejor que lo hagas tú!)

  
Y… ¡ya está!

  
También quedan súper bonitos en la ventana…

  
(Esa es la foto que lo inspiró todo. Crédito: Nora Mix.)

Variante: Si tus hijos tienen más paciencia que un santo podéis prensar las flores antes para que duren más. 

Hazme un muñeco de nieve (nieve artificial DIY)

Como os conté en Instagram (¿cómo? ¿Aún no me sigues?), hace un par de semanas me comentaron en la guardería de mis peques que querían hacer nieve artificial pero que la receta que tenían no se podían formar bolas…

Así que yo, ahí a lo loco, les dije que probaba hacer una masa.

La cuestión es que había visto una en Pinterest que me encantó con bicarbonato y jabón de lavar la vajilla. Y tenía unas ganas locas de probarla. Pero cuando se lo comenté al BuenMarido me dijo que eso era súper tóxico y que era una locura llevarlo al colegio!

Y qué razón tenía! Ni se me había pasado por la cabeza! Los Mellis ya no se meten las cosas en la boca pero en una clase con un montón de críos es imposible estar atento a todos!

Así que me puse a hacer experimentos… Volviendo a mi etapa en la que me pasaba el día haciendo mezclitas y escondiéndolas para que mi madre no me riñera (igual tenía que haber estudiado química!).

IMG_0343

¿Qué necesitas?

Bicarbonato – en el mercadona tienen paquetes de 1kg

Crema para el cuerpo o suavizante para el pelo (use los restos de todos esos que no me gustaban!!

Un bol grande y muchas ganas de jugar!

La proporción que hice fue 1kg de Bicarbonato por 1 taza de crema. La consistencia queda igual que la nieve… Suelta pero se apelmaza. Y lo mejor… ¡Está fría!

¡Para acentuar aún más el efecto frío, metí la masa en la nevera por la noche! Quedó genial!

IMG_0344

IMG_0345

¡Creo que esta masa la repetiremos muchas veces más!

NOTA: como todas las masas sensoriales, esta masa guarrea! Así que ponla en una zona confinada (terraza, cocina, jardín, etc) y que sea fácil de limpiar! 😉

🎶🎶hazme un muñeco de nieveeee🎶🎶🎶 ¡y me lo cuentas en los comentarios!

¡A jugar en la bañera!

Mis peques pasan etapas en las que adoran la hora del baño y momentos en los que montan unos líos horribles para bañarse. Así que me puse a pensar cómo hacer que fuera más divertido, hemos usado pompas de jabón, jugado a la canasta y lo último: ¡pintamos en la bañera!

¡Menuda actividad más divertida!

IMG_0309

¿Qué necesitas?

Jabón de baño, te recomiendo que uses el suyo para evitar problemas de piel / alergias

Colorante alimentario

Maizena

Un tupper viejo

Pinceles

Pues nada, la mezclita es súper fácil, vierte un poco de gel de baño en el tupper, añade maizena hasta que tenga una densidad parecida a la témpera y échale un poco de colorante alimentario… Mezcla todo muy bien y a pintar!!

IMG_0311

IMG_0312

Aunque se quita FENOMENAL, os recomiendo que probéis en una zona poco visible antes de dárselo a los niños y que no pintéis sobre mármol o las llagas de los azulejos, es decir las superficies más porosas.

¡Se quita perfectamente de la bañera y de la piel!

IMG_0310

Editado para recomendaros que no uséis colorantes en pasta de Wilton… Hoy parecemos Pitufos desteñidos, aunque se ha ido bien de la bañera. Los otros tintes que hemos usado (Dr Oetcker) se han ido genial de todo (piel y bañera), así que probad primero o usadlos si no os molesta tener algo de color! Jiji!

Hojas impresionantes

El otro día fuimos de paseo con los peques y recogimos un montón de hojas y ramitas para jugar esa tarde.

¿Qué necesitas?

Arcilla blanca (disponible en papelerías)
Un rodillo
Hojas y ramas

¡Se lo pasaron bomba haciendo impresiones con sus hojas!

2015/01/img_8697.jpg

2015/01/img_8696.jpg

2015/01/img_8698.jpg

Después solo tuvimos que dejarlas secar y quedaron genial:

2015/01/img_9509.jpg

Luego se pueden pintar con temperas o pintura de dedos.

Pintando voy, pintando vengo

A los pequeñajos les encanta pintar, pero muchas veces les limitamos los soportes y los materiales por miedo a que manchen o simplemente porque no se nos había pasado por la cabeza.

Aquí os dejo una serie de fotos de soportes y distintos tipos de pinturas que hemos usado en los últimos meses…

2015/01/img_8707.jpg

2015/01/img_8708.jpg

2015/01/img_9271.jpg

2015/01/img_8711.jpg

2015/01/img_9273.jpg

¿Y vosotros? ¿Habéis pintado con los peques en algo que no sea un folio? ¡Anímate y déjales pintar en algún soporte distinto!

2015/01/img_8709.jpg

Magdalenas de plátano

Me encanta hacer repostería en casa y ofrecerles a los niños opciones sanas para sus desayunos y meriendas.

El otro día hicimos magdalenas de plátano, usando la receta de mi madre… ¡Y hoy la compartiré con vosotros!

¿Qué necesitas?

3-4 plátanos maduros (cuanto más pochos mejor)
1/3 taza de aceite de girasol
1 taza azúcar morena
1 1/2 tazas de harina
1 huevo
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 cucharadita de bicarbonato
1 pellizquito de sal

Precalentar horno a 180C

Machaca los plátanos, e incorpora el huevo batido y el resto de los ingredientes. Dependiendo de la textura que quieras puedes mezclarlo mas o menos, a mi no me gusta encontrarme trozos de plátano así que bato la mezcla mucho.

Vierte la mezcla en los papelitos de magdalenas en un molde.

Hornea durante unos 30 minutos (compruébalo pinchando el centro de una magdalena, si sale limpio está hecho)

A los peques les encanta mezclar y verter cosas y además podrán ver como transformamos ingredientes en una comida deliciosa!

2015/01/img_8684.jpg

2015/01/img_8685.jpg

2015/01/img_8686.jpg

Nota: si queréis hacer las magdalenas en versión “light” podéis reemplazar parte o todo el aceite por compota de manzana (natural, sin endulzar). Queda riquísimo y harías toda la receta sin grasa! Además es una opción estupenda si tus niños comen pocas frutas o verduras!

¿Las hacéis y me lo contáis?