Cómo hicimos los corazones (Tutorial DIY)

Como os comenté en este post hice este arco iris y estos corazones para trabajar los colores con los Mellis y tener alguna herramienta o actividad tranquila que nos pudiéramos llevar a cualquier parte.

¿Qué necesitas?

Retales de telas de distintos colores

Un trozo largo de fieltro

Un trocito de cartón (para el patrón)

Tijeras

Aguja

Hilos de colores (yo prefiero el hilo de bordar)

Fibra o algodón para rellenar

Lo primero que hice fue recortar cuadrados iguales y los uní entre sí con los hilos combinados. Para coserlos usé el punto de festón, me encanta porque es muy decorativo y además «cunde mucho».

Tenéis un tutorial estupendo aquí (Punto de Festón).

Una vez tuve unidos todos los cuadraditos en una especie de alfombrita, lo fijé a un trozo alargado de fieltro usando el mismo punto.

El arco iris de retales
El arco iris de retales

Quedó así.

Una vez terminado el arco iris, tocaba ponerse con los corazones.

Para eso hice un patrón con el cartón:

IMG_4496

Y recorté dos corazones de cada color… luego cosí ambas partes con el mismo punto, dejando una pequeña zona sin cerrar para poder rellenarlo.

IMG_4503

Lo rellené y a por el siguiente…

Un truquito estupendo para esconder el hilo en figuras rellenas es sacarlo por el centro tras rematarlo y cortarlo.

IMG_4504

 

Para aquéllos a los que os encanta poner excusas, os cuento que se tarda unos 6 minutos en hacer cada corazón… por lo que no es demasiado tiempo teniendo en cuenta el provecho que se le puede sacar a esta herramienta.

Los corazones terminados:

El arco iris y los corazones
El arco iris y los corazones

Una casita voladora y un tipi

Hace unas semanas desapareció misteriosamente nuestra casita de IKEA. Nos encantaba esa casita, pero una día no la localizamos en el jardín y mi cuñada me comentó que unas noches atrás hubo vendaval… Así que la conclusión lógica era que había salido volando hasta la tierra de Oz.

Nuestra casita de IKEA
Nuestra casita de IKEA

Pero los peques echaban de menos tener un sitio para cobijarse en el jardín, así que nos dirigimos a un almacén de bricolaje para hacerles un tipi.

¿Qué necesitas?

5 Varillas de acero o madera. Nosotros optamos por las de acero para clavarlas bien en el césped.

1 trozo de alambre o cuerda

1 sábana vieja

 

Montar el tipi fue súper fácil, clavamos las varillas formando una especie de pentágono pero un poco alargado, lo fijamos con un poco de alambre y rompimos la tela un poquito, centrado en el borde y lo atamos al nudito formado por el alambre…

 

¡Montando el tipi con los mejores ayudantes del mundo!
¡Montando el tipi con los mejores ayudantes del mundo!

 

image (9)

Al ser de metal pudimos dejarlo ahí, tan solo quitando la tela, y no afecta al riego ni nada.

¡Los niños se lo pasaron increíblemente bien jugando dentro de su tipi!

IMG_4224

¿Y a vosotros? ¿Os apetece hacer el indio?

 

Actualización: La casita apareció después de escribir el borrador de este post, dos semanas después de la ventolera, en una casa ¡a más de 50 metros de distancia! ¡Jajajaja!

 

Aquapaint

Aunque ya empieza a hacer algo de fresquito por las mañanas y por las noches…. por las tardes tenemos algo de calor y ¡estamos apurando al máximo las horas de calorcito para jugar fuera!

Pintando_1

Una cosa que les encanta a estos peques y es perfecta para esos días en los que no se pueden manchar la ropa es pintar con agua en el suelo de la terraza. Parece una tontería, pero ¡les encanta ver cómo desaparecen sus dibujos!

Pintando_4 Pintando_2

¿Qué necesitas?

Un vaso de plástico

Agua

Brochas limpias

Lo mejor de esta actividad es que no manchas nada, por lo que podéis pintar en las zonas comunes de una comunidad, en la calle o en una terraza pequeña.

¡¡A PINTAR SE HA DICHO!!

 

Ligero como una pluma

Intento darle a los Mellis muchas oportunidades de probar distintas texturas y sensaciones. Para ello, usamos unos bidones sensoriales… que básicamente son una caja grande o una palangana con ingredientes o materiales para que puedan experimentar con ellos.

Hoy, hemos jugado con plumas.

¿Qué necesitas?

Unas plumas (las nuestras son de una tienda de manualidades local)

Una caja o palangana

Pinzas (opcionales)

plumas_3jpg

Les ha encantado ver cómo flotaban cuando las lanzaban al aire, sentir las plumas entre los deditos y disfrutar de los colores.

plumas_2

Luego intentamos usar las pinzas, pero estaban muy duras para que ellos las manejasen fácilmente, así que he tenido que comprar otras más apropiadas para sus manitas.

plumas_1

¿Habéis experimentado alguna vez con texturas?

¡Vaya corte!

Muchos papis estamos preocupados por el desarrollo de la psicomotricidad fina de nuestros peques… al fin y al cabo, son muchas las habilidades que tienen que dominar para ser autosuficientes y siempre queremos que vaya más rápido.

Decidida a buscar cosas que les ayuden a desarrollar la psicomotricidad fina les compré unas frutas de madera con sus cuchillos.

¿Qué necesitas?

Un pack de frutas de madera con cuchillo (el de Imaginarium está genial, pero hay uno de Melissa y Doug que me ha gustado aún más por el tamaño de las piezas y por el nivel de detalle de las frutas)

Fruta cortada
Fruta cortada

Al principio les costaba mucho acertar con el cuchillito de madera… pero según fueron jugando se les iba dando mejor y mejor.

Cortando 10 Cortando 9

¡Les gusta tanto este juguete que siempre me lo piden! Se pueden pasar un buen rato entretenidos y concentrados.

Como vi que se les daba tan bien, nos pasamos al siguiente nivel: ¡Cortar fruta fresca!

¿Qué necesitas?

Fruta blandita (nosotros usamos arándanos porque les encantan)

Cuchillos de plástico que no corten la piel (los nuestros son de IKEA)

Baberos de cuerpo entero

Cortando 5

Antes de darle esto a los niños comprobé que no me cortasen ni arañasen la piel.

Aprendiendo a cortar
Aprendiendo a cortar
¡Ya está!
¡Ya está!

Fue genial ver sus caras de orgullo al ver que habían cortado ellos solitos su merienda. ¡Súper recomendable!

 

 

Bebés grafiteros

Me encanta que mis niños se entretengan con actividades artísticas. Estimulan su creatividad y es increíble verles tan concentrados y durante tanto tiempo.

Hace semanas que venía dándole vueltas al tema de las tizas y al fin me animé… Pensaba que igual eran demasiado pequeños pero lo cierto es que no. Eso sí, os recomiendo que lo hagáis con niños que ya no se metan TODO en la boca, aunque esto no es tóxico tampoco queremos que se coman las tizas de colores, ¿no?

¿Qué necesitas?

Tizas para pintar en la acera

Una manguera para limpiarlo todo después

Tizas para pintar en la acera
Tizas para pintar en la acera

Intenté encontrar tizas para pintar en el suelo en las papelerías y grandes almacenes de la zona pero encontré entre poco y nada así que tuve que recurrir a internet. Estas en concreto las compré aquí.

Lo cierto es que es imposible resistirse a pintar en el suelo con unas tizas y acabamos pintando todos (¡incluido mi marido!). Los niños se lo pasaron pipa.

Mi artista
Mi artista
No me pude resistir a pintar también.
No me pude resistir a pintar también

Estas tizas en concreto no manchan la ropa, con sacudir un poquito el polvo de los pantalones se queda perfecto.

Nota: Para los que soléis desconfiar de los carteles de “lavable” os confirmo que esto se limpia con un manguerazo. No hace falta ni frotar ni nada. ¡Un poco de agüita y todo limpio!