¿Ha terminado ya la semana?

12 semanas. 12 semanas. 12 semanas tienen de vacaciones los niños de Madrid. ¿A quién se le ocurrió que sería buena idea que los niños tuvieran tres meses de vacaciones seguidas? 
Cierto es que están súper cansados para fin de curso, pero igual va siendo hora de darle la vuelta entera al sistema y hacer lo que hacen en el resto de Europa. Igual va siendo hora de modernizarnos y entender que los niños necesitan más descansos, no más tiempo de descanso, sino más descansos… Más repartidos a lo largo del año.

Y eso es lo que han pensado en la Comunidad de Cantabria. Aunque la ejecución tiene de uñas a AMPAs, colegios y básicamente a todos salvo los profesores, la iniciativa en sí es buena. Los niños descansarán una semana por cada dos meses de cole y tendrán acceso a actividades lúdicas si sus padres así lo deciden! 
Yo estaría encantada de ver a otras comunidades, especialmente la mía, siguiendo su ejemplo! Porque sobrevivir a estas 12 semanas me va a matar! 

Juguetes de madera.

Con el auge de esta nueva conciencia que tenemos muchos padres por la educación respetuosa también ha venido el boom de los juguetes de madera que son más respetuosos con su aprendizaje y con el medio ambiente… Y hasta ahí bien. 

Pero, llegado el momento de lavarlos ¿cómo lo hacemos? Los de plástico son evidentes, algunos pueden ir al lavavajillas, otros los lavamos con un spray desinfectante o similar y listo. 

Pero los de madera tienen son más delicados, más aún si se trata de las bellezas de madera sin barnizar y con color que invaden las imaginaciones y los juegos de nuestros niños. 

Aquí os cuento dos formas de higienizar los juguetes de madera cuando pasarles el polvo no es suficiente:
1- Con lejía. Diluye 1 parte de lejía por 10 de agua, mézclalo en un pulverizador y enjuaga muy muy bien. La verdad es que este sistema lo deja todo muy limpio, pero no me gusta nada de nada de nada. Admito que odio la lejía y me declaro paranoica total a la hora de enjuagar los juguetes. Por lo que yo no lo usaría.

2- Con vinagre de limpieza. Usa la misma disolución 1/10 y pulveriza por toda la pieza. Deja secar y ya están listos para jugar los juguetes. El vinagre deja de oler al evaporarse y airearse la pieza, además el vinagre deja un brillo precioso en la madera!! Vamos que sales ganando por todos lados.

¿Qué NO debes hacer?


NUNCA sumerjas la madera.
Se puede hinchar y deformar, y esto es lo último que queremos cuando hemos invertido en unos preciosos juguetes de madera.

NO frotes!
Si no te quieres llevar esos preciosos tintes de soja o similares, no frotes las piezas.

NO los seques al sol!!!
El sol puede cuartear las piezas además de fastidiar el color. 

No los laves con demasiada frecuencia.
Yo les paso el polvo con un paño de microfibra súper suave y sin frotar,  y me reservo lavarlos a saco para cuando pasa por aquí la gastroenteritis fuerte… 

Siempre prueba en una zona poco visible! 

Aquí os dejo unas fotos de la prueba que hice sobre nuestros bloques de colores de Grimms (el mismo material y el mismo acabado que el famoso arco iris Waldorf).

bloque Grimms antes
Vinagre de limpieza, un spray reutilizado y el bloque
y despues!!! perfecto!
 

Y si queréis haceros con algún juguete nuevo y precioso os recomiendo visitar la tienda de mi amiga Laura, tiene unos juguetes maravillosos elegidos con mucho mimo! 

La Leche Challenge – Acción Contra el Hambre

Hola a todos!!!

Me he unido a un reto precioso que han lanzado Acción Contra el Hambre y Madresfera para medidas de fomento y promoción de la lactancia materna en la región del Sahel, donde llevan mucho tiempo sufriendo una sequía espantosa.

6

Puedes colaborar de muchas formas:

1.- Donando! Cualquier donativo, por pequeño que sea hace mucho!

 

2.- Uniéndote a mi equipo con tu Blog. Si eres otra bloguera / vlog-era / ingragram-era únete a mi equipo y publica que colaboras con mi iniciativa.

 

3.- COMPARTE! Comparte con todos tus contactos, cuántos más mejor!

 

Gracias!!!

Mi lista de regalos para bebés

Llevo tiempo dándole vueltas a hacer una lista de regalos para bebés que no sean los típicos y que tengan un poco de gracia y que cuesten menos de 20€.

1- Una mantita de apego.

Mis tres peques han tenido cada uno su propia mantita, mi preferida es la de Miss A. Hecha a mano con mucho amor por una señora que lo vende en Etsy.

2- Un pack de 2 muselinas o una cajita de Baby Moments Cards de MiMuselina. 

Nunca se tienen suficientes muselinas. Yo las he usado para arrullar a los niños, taparles en verano, resguardarles del sol en el carrito… Por otro lado las tarjetas estas son divinas, impresas en una calidad excelente y diseñadas y fabricadas íntegramente en España. Son el regalo ideal para una nueva mamá, así podrá marcar cada hito del bebé!

3– Juguete musical Sophie la Girafe.


Como todas las cosas de Sophie la Girafe, es una preciosidad. Colores delicados, texturas agradables y unos acabados preciosos. Y lo que es mejor, la melodía es bonita. Mira que es raro que los juguetes con música sean agradables, esta lo es. Al tirar del pajarito suena una nana dulce y suave.

4- Un móvil.

Todos los bebes quieren lo que no pueden tener!!! Viven obsesionados con robarnos el teléfono y obviamente va a la boca.


Este móvil de PlanToys es I-DE-AL. Hecho con materiales sostenibles con tintes naturales, es un juguete perfecto para un bebé que se lleva todo a la boca.

5- El laberinto Mula de IKEA.


Este juguete jamás pasa de moda, estimula la motricidad fina y la coordinación de los peques… En serio, no sé qué tiene, pero los Mellis siguen jugando con él a sus 3 años.

6- Bola de Estrellas de Hevea.

Todo lo de Hevea me chifla. Hecho en caucho 100% natural, sin ftalatos, BPA, PVC ni nada… Vamos solo es caucho. Es blandita y rebota mucho, lo que la hace muy divertida para los más pequeños y no corren riesgo de hacerse daño.

7- Un sonajero.

Hay miles de modelos, pero tengo debilidad por los que son de madera y que los niños disfrutan manipulando, este de Grimms es nuestro favorito.
Según lo manipula el bebé va cambiando de forma. La textura de la madera es increíble y los colores son vivos. Al estar hecho con tintes naturales hace los dobles de mordedor. Es de nuestros juguetes preferidos.

8- Sophie la Girafe.

Este mordedor es ya una auténtica institución. Es amorosa a más no poder, y dependiendo de la zona que muerda el bebé es más o menos firme y les alivia una zona u otra de la boca. La descubrí tarde para mis Mellis pero Miss A está obsesionada con su jirafita.

Estoy en proceso de ver cómo hago un “arnés” para la jirafita porque viene con nosotros a todas partes, por lo que es cuestión de tiempo que la perdamos… Y eso sería un desastre. Así que, estad atentos a los DIY!

9- Sonajeros de pies y manos de Lamaze.

Son súper graciosos y estimulan a los pequeños con sus ruiditos primero y luego ayudan a la coordinación, estimulando a los bebes a agarrarse los pies, mover los bracitos. Los colores son muy vivos, y como todo lo de Lamaze tiene distintos tejidos y texturas.

10- Vasitos apilables/ encajables.

Los nuestros son de IKEA, los cubitos nos han dado horas de diversión, pero he visto en el catálogo online que ya no los tienen. Pero he encontrado estos preciosos de Green Toys, que es una marca que me chifla porque sus juguetes están hechos de plástico reciclado y tintes naturales.

Sea lo que sea que le compres a tu bebé, o al bebé de otro como regalito, te recomiendo evitar los juguetes electrónicos… Estos juguetes realmente no estimulan al bebé como dicen sino que juegan solos, hace ruido, necesitan pilas… Busca mejor juguetes de materiales naturales, distintas texturas y colores vivos.

Lottie me tiene enamorada

Bueno bueno bueno, esta muñeca me ha conquistado el corazón…

Para los que aún no la conocéis se trata de una muñeca preciosa que bien podría sustituir a la famosa cincuentona rubia en nuestras compras futuras. Seguro que os estáis preguntando qué tiene de especial, y es que Lottie es una niña. Eso es. No es una mujer de curvas imposibles sobre unos tacones de 20cm, sino una niña que sueña con saltar en charcos, convertirse en pirata o ser astronauta, es decir, como hemos sido (casi) todas cuando éramos pequeñas.

Como dice su lema “Sé audaz, sé valiente, sé tú misma”, y eso es lo que pretenden sus creadores. Quieren que esta muñeca no sea un ideal de belleza inalcanzable sino que abra las puertas hacia los sueños inocentes de una niña.

Si queréis leer más sobre Lottie y ver todos los premios con los que se ha alzado os invito a visitar su página.

Y como quiero que tengáis una, pues he hablado con mi amiga Laura de El Globo Amarillo que me ha dado una para que la sortee!!! Ahora solo tenéis que ir a mi Instagram y seguir todos los pasitos para entrar en el sorteo que haremos el día 8 de mayo de 2016.

La tele: ¿Amigo? ¿Enemigo? ¿Frenemy?

Sé que estoy metiéndome en camisa de once (mil) varas, pero… con cada artículo que hace las rondas por las redes sociales en contra de la tele, siento que me clavan un clavo más en mi ataúd de Mala Madre. Los artículos que he visto rondando por ahí poco más que nos dicen que estamos destrozando el intelecto de nuestros hijos por permitirnos esos momentos de paz y darles el capricho de ver un ratito de la Patrulla Can(s)ina.

Y es que os debo una confesión: dejo a mis hijos ver la tele.

 

Voy a dejaros unos segundos para que proceséis tal revelación.

 

10995472836_2f3149e071_z
Europos Parkas, by ohnedich

 

La tele: ¿Amigo o enemigo? ¿Frenemy?

El otro día hablaba con una mami-miga y me decía que ella aún no había sucumbido a la televisión, como si estuviera hablando del mayor de los enemigos de la infancia… Yo le miré pensando “pobre-ilusa-madre-de-uno-solo”, y es que la vida y la maternidad está llena de ideas preconcebidas de artículos de mil y una revistas de bebés y de principios bonitos que luego incumpliremos (de esto me explayaré en otro post, algún día).

Bajo mi punto de vista, la tele es una herramienta más de la vida y, como tal, no veo el motivo a prohibirla y eliminarla completamente de la vida de nuestros hijos.  Como herramienta, es ese maravilloso aparato que nos compra ese ratito de paz que necesitamos para poder pensar con claridad, hacer la cena o tomarnos un café (¡y que esté caliente y todo!).

Consulté a una amiga psicóloga acerca del tema y me comenta: “Como otra ventaja, si exponemos a nuestros hijos a la televisión en Versión Original, estimularemos su centro del lenguaje y se podría potenciar la adquisición de un segundo idioma.”

Siguiendo con su puntualización acerca de las ventajas educativas, creo que la televisión puede servirnos para reforzar contenidos que queremos transmitirles o para explicarles cosas de una forma visual… Por ejemplo, mis hijos tuvieron que hacer un proyecto sobre un animal marino y nos tocó el pulpo. Además de buscarlo en un libro, en internet y pintarlos y construir uno de goma Eva, buscamos pulpos en YouTube y nos aprendimos dos canciones sobre los pulpos.

El problema podría llegar si aparcásemos a los niños delante de la televisión durante 6 horas al día, y aún así, me entran dudas porque creo firmemente que los niños buscarían cosas que les entretuvieran. Me explico, creo que la creatividad y el juego son características inherentes de los niños, por lo que, aunque les plantásemos delante de la tele todo el día, creo que al final llegarían a desarrollar su potencial creativo…. Pero bueno, no defiendo ese abuso, ni mucho menos, pero sí defiendo que dejemos de sentirnos culpables por usar la tele un ratito, nuestros hijos no se van a volver ni tontos, ni vagos, sino que se desarrollarán bien y serán felices.

 

8060015821_358118af2d_z
Retro Gaming TV sets, by Dennis van Zuijlekom

Nuestro monstruo de colores

Creo que no le revelo nada nuevo a nadie si digo que nos encanta el libro de Ana Llenas El monstruo de colores

En el cole tenemos la suerte de que las profesoras están trabajando la inteligencia emocional y la verbalización de los sentimientos con los niños de Ed. Infantil, por lo que lo que trabajamos en casa se ve reforzado en el cole y viceversa.

Hacía tiempo que quería seguir las recomendaciones didácticas que hacen en la web de Ana Llenas para trabajar los conceptos del libro, pero con Miss A tan pequeña no encontraba ni fuerzas ni ánimos para ponerme a ello. Sin embargo, el otro día me vi forzada a hacerlo… Teníamos de invitada a una amiguita de los Mellis para jugar por la tarde y mi hijo entró en cólera por una chorrada (en mi opinión) y un mundo (en la suya) y por más que intentaba razonar con él, me resultaba imposible llegarle. La Mami de su amiga me dijo que estaba trabajando el libro en casa y me recordó los botes!!! Así que al día siguiente me fui a buscar unos mini tupper y lanas de colores para hacer nuestra propia colección de botes y estamos hablando de cada emoción a diario… Y cogiendo el bote con la lana correspondiente cuando estamos hablando de una emoción.

image
Los niños hicieron los ovillos para los botes

No voy a deciros que esto sea la panacea y que nos niños comprendan enseguida estos conceptos tan complejos que muchos adultos tampoco sabemos comprender a veces… Pero sí os diré que ayuda mucho.

También hemos empezado a hablar de qué nos ha hecho sentir felices, tristes, enfadados y qué nos ha dado miedo o nos ha transmitido calma cuando llegan del cole. ¡Creo que nos está ayudando a todos a entendernos mejor!

¿Te animas a hacerlo?

image
Emparejando lanas y sentimientos
image
"Mamá, hoy me siento rojo"