Pintando la mantelería

Llevo semanas queriendo enseñaros este mantel que hicimos los Mellis y yo para su trona de IKEA. Está cortada a medida para ella…

photo 2 (2)

Manteles
Manteles

¿Qué necesitas?

El Mantel

Unas tijeras de papel

Colores, pegatinas, y de todo

Plastificadora (o irte a una papelería)
Para empezar imprime el mantel individual, corta por las líneas de rayitas y dáselo a tu peque con toda clase de colores, pinturas, pegatinas… Pegamento y purpurina?? Deja volar la imaginación y que lo decore a su estilo.

Pegando pegatinas
Pegando pegatinas
Pintanto los manteles
Pintanto los manteles

Si tienes plastificadora (es un cacharro súper recomendable porque puedes hacer taaaantas cosas) es genial, tengo muchos proyectos con ella. Sino, en cualquier papelería te lo pueden hacer. Ya solo queda recortar el plástico sobrante.

Así quedaron terminados
Así quedaron terminados

A ellos les chifla pintar y les encanta pegar pegatinas…. ¡Mira como quedaron! Lo mejor fue cuando los usamos esa noche, los Mellis colocaron sus cubiertos y sus platos en su sitio… ¡Qué monos!

photo (10)

Sorprendentemente, comieron mejor que nunca. ¡Apenas mancharon fuera de sus platos!

Variación: Si a tus peques les gusta el arte efímero, ¿por qué no plastificas el mantel en blanco y les das unos rotuladores para pizarra blanca? Así, cada en cada comida pueden hacer uno distinto. Luego lo limpias y ¡ya está! ¡Listo para usar de nuevo!

Anuncios

Aquapaint

Aunque ya empieza a hacer algo de fresquito por las mañanas y por las noches…. por las tardes tenemos algo de calor y ¡estamos apurando al máximo las horas de calorcito para jugar fuera!

Pintando_1

Una cosa que les encanta a estos peques y es perfecta para esos días en los que no se pueden manchar la ropa es pintar con agua en el suelo de la terraza. Parece una tontería, pero ¡les encanta ver cómo desaparecen sus dibujos!

Pintando_4 Pintando_2

¿Qué necesitas?

Un vaso de plástico

Agua

Brochas limpias

Lo mejor de esta actividad es que no manchas nada, por lo que podéis pintar en las zonas comunes de una comunidad, en la calle o en una terraza pequeña.

¡¡A PINTAR SE HA DICHO!!

 

Pintura de dedos…. casera

Bueno, la actividad que hemos hecho ha sido divertidísima para ellos y súper fácil para mí.

¿Qué necesitas?

Pintura de dedos casera… y comestible (Pincha aquí para la receta)

Rodillos de distintas formas (en papelerías y jugueterías, approx. 2€ un paquete de 3 ó4)

Papel continuo (este es de IKEA)

Blisters de verduras sin agujeritos (para usar como paleta)

Pintura comestible lista para usar

Pintura comestible lista para usar

Pues la mecánica es bien fácil, mojar los rodillos con formas en la pintura y descubrir las formas que hacen sobre el papel.

 

Rodillos
Rodillos

Se lo han pasado en grande haciendo esto, la próxima vez además probaremos a jugar con esponjas, igual las corto en formitas para usarlas como sellos… ¡Seguiremos informando!

pintando2
Pintando con rodillos
pintando4
¡Mamá, cómo molan los rodillos!
pintando1
Uno trabajando y otra mirando… ¡Típico!
pintando5
¡Súper concentrada!

Por cierto, la pintura se quitó perfectamente de la ropa, pero la próxima vez seré más prudente y les pondré ropa vieja por si acaso no se quitara de otros tejidos.

Receta: Pintura de dedos (comestible)

Es una receta sencilla sencilla.

¿Qué necesitas?

2 cucharadas de azúcar

1/3 de taza de harina

1 cucharadita de sal

2 tazas de agua

Colorante alimentario – a vuestro gusto

1 cazo

1 varillas

 

Preparando pinturita
Preparando pinturita

¿Cómo se prepara?

Poner el azúcar, la sal, la harina y el agua en el cazo. Mezclar con las varillas hasta conseguir una mezcla homogénea. Calentar la mezcla a fuego medio, sobre el 8 (de 12, en mi cocina) y seguir mezclando con las varillas hasta que espese.

Una vez que tenga la consistencia adecuada, a mí me gustaba bastante pastosa, dividir en varios bols de cristal y echar el colorante alimentario a vuestro gusto.

Dejar enfriar COMPLETAMENTE antes de dejar a los niños jugar con la pintura.

Pintura comestible lista para usar
Pintura comestible lista para usar

IMPORTANTE: Ten en cuenta que se solidificará un poco al enfriarse…

Nota: Esta receta es una adaptación de una que encontré aquí después de algunas pruebas y errores.

Bebés grafiteros

Me encanta que mis niños se entretengan con actividades artísticas. Estimulan su creatividad y es increíble verles tan concentrados y durante tanto tiempo.

Hace semanas que venía dándole vueltas al tema de las tizas y al fin me animé… Pensaba que igual eran demasiado pequeños pero lo cierto es que no. Eso sí, os recomiendo que lo hagáis con niños que ya no se metan TODO en la boca, aunque esto no es tóxico tampoco queremos que se coman las tizas de colores, ¿no?

¿Qué necesitas?

Tizas para pintar en la acera

Una manguera para limpiarlo todo después

Tizas para pintar en la acera
Tizas para pintar en la acera

Intenté encontrar tizas para pintar en el suelo en las papelerías y grandes almacenes de la zona pero encontré entre poco y nada así que tuve que recurrir a internet. Estas en concreto las compré aquí.

Lo cierto es que es imposible resistirse a pintar en el suelo con unas tizas y acabamos pintando todos (¡incluido mi marido!). Los niños se lo pasaron pipa.

Mi artista
Mi artista
No me pude resistir a pintar también.
No me pude resistir a pintar también

Estas tizas en concreto no manchan la ropa, con sacudir un poquito el polvo de los pantalones se queda perfecto.

Nota: Para los que soléis desconfiar de los carteles de “lavable” os confirmo que esto se limpia con un manguerazo. No hace falta ni frotar ni nada. ¡Un poco de agüita y todo limpio!